En el último post hablábamos de cómo escoger tu bolsa ideal! Ahora que ya la debes tener, y tienes que hacer el cambio de la de verano a la de invierno, es el mejor momento para organizar el interior y encontrar las cosas a la primera toda la temporada!

Sigue estos pasos y listo!

Primero vaciar

Pon tu bolsa del revés, vuelca su contenido sobre la mesa y analiza cada una de las cosas que guardas, como si fueras miembro de la policía científica. Y ya que estás puesta, haz lo mismo con tu monedero.

Después seleccionar

Cuestiónate si realmente necesitas cada uno de estos objetos. Revisa tu lista de esenciales, imprescindibles y ocasionales y selecciona el que has decidido de antemano que quieres que siga acompañándote cuando estás fuera de casa. El resto lo guardas en su sitio o lo eliminas de tu vida (regala, da, vende o tira).

Y finalmente contener

A la hora de guardar los objetos es importante contenerlos. Así evitas que hagan lo que quieran por tu bolsa y te será más fácil localizarlos cada vez que los necesites. Ponlos en pequeñas bolsitas o neceseres si la bolsa no tiene bolsillos.

Cuéntanos cómo lo vés! ¿lo has probado alguna vez? ¿te funciona?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de la compra